11 enero 2007

Zipi y Zape Zapatero

El gobierno socialista acaba de aprobar una rebaja de impuestos que significa –dicen- un ahorro de 6000 millones de euros para las familias. Y para las empresas, digo yo, porque estas se llevarán una buena parte de la tarta, vía reducción del impuesto sobre sociedades.
El gobierno socialdemócrata, o sea Zapatero, debe pensar que ya está todo hecho. Y que además las familias están encantadas con el ahorro que nos va a suponer esta iniciativa de un gobierno de izquierdas: ¡150 euros anuales!.

Miren, yo pago 8000 euros al año en concepto de guardería por mis dos hijos. ¿No podrían haber empleado estos 6000 millones de euros que dejará de ingresar el Estado en fortalecer la red pública de escuelas infantiles? Esta medida sí que habría sido revolucionaria y sin precedentes en nuestra "memoria histórica".

Empiezo a advertir una gran similitud entre nuestro Zapatero y la familia Zapatilla, los de Zipi y Zape, en buena parte de sus iniciativas políticas.

Cero para Díez.

Ignoro qué pensaría Loyola de Palacio si leyera la carta abierta que le dirige Rosa Díez en el ABC en su edición del pasado 15 de diciembre. Al fin y al cabo, la propia Díez reconoce que no conocía bien a Palacio…, se veían alguna vez en Bruselas… Por otro lado, me pregunto a quién le importará lo que pueda pensar Díez sobre Palacio. Otra cosa es cómo lo expresa, y aquí sí que estoy seguro de que Fernando Lázaro Carreter se estará retorciendo en su tumba…, o “esté donde esté” que diría Díez. Si no, veamos:

Ya empezamos mal cuando Díez se refiere a Palacio como “mujer pública” (“…me ha resultado inapropiado para definir tu perfil de mujer pública…”) ¿insinúa tal vez que Palacio intercambiaba favores sexuales a cambio de un precio?, porque si esto no es así quizá debería haber empleado un término menos problemático.

No contenta con esto, Díez utiliza dos veces la palabra “cómplice” para calificar su relación con Palacio. Así, indica que “siempre fuimos verdaderas cómplices”, y más adelante: “tejimos muchas complicidades”… Esta chica debería saber que el término “cómplice” es siempre negativo, y que se es cómplice cuando se perpetra un delito o una fechoría. Desconozco la mala conciencia que induce a Díez a expresarse así. Tampoco sabremos nunca si Palacio estaría de acuerdo en esto con la socialista.

Por último, y en clara demostración de su formación anglosajona o, al menos, la influencia que su permanencia en Bruselas (el nombre de esta localidad aparece en el texto una docena de veces) le ha debido producir, la Díez nos sorprende con un “para darnos la noticia; y/o el pésame”. Dejaremos para otro día los errores de puntuación que se observan a lo largo del texto para centrarnos en ese “y/o” que Lázaro Carreter califica como sandez. Así, página 105 y siguientes de El dardo en la palabra: “Si esta sandez progresa, dispongámonos a asistir a una merienda en que nuestra anfitriona nos pregunte: ¿Quiere usted chocolate y/o leche?.

El grupo conjuntivo y/o es, gramaticalmente, una coordinación de coordinadores, posible en inglés pero no en castellano.

En la escritura o el habla corrientes parece abusivo, redicho y pedante. “O” no es siempre alternativo. Si me ofrecen chocolate “o” leche, lo probable es que sea sin intención de obligarme a escoger: puedo renunciar a ambas cosas y elegir las dos.”

Vale.

05 enero 2007

(Algunos) tópicos populares

La relación no es exhaustiva, solo pondré algunos tópicos que me vienen ahora a la cabeza:

Tópico nº 1. Dimisiones: Rubalcaba o Zapatero deberían dimitir ante el fracaso que ha supuesto el llamado “proceso” de paz, por la responsabilidad de las dos muertes en el atentado de la T-4 de Barajas.

Comentario: Que alguien busque en la hemeroteca el nombre de algún ministro o presidente de gobierno que haya dimitido en España tras un atentado terrorista. Ni siquiera tras el mayor atentado de nuestra historia dimitió el principal responsable de la seguridad nacional (Acebes).

Tópico nº 2. Zapatero asesino y mentiroso: esta calificación, al parecer, se justifica por todos aquellos que llamaban asesino a Aznar. Zapatero sabía que se iba a producir un atentado y no hizo nada para evitarlo.

Comentario: En realidad, a Aznar se le acusó de mentiroso porque, tras el atentado de Atocha, su gobierno insistió en la autoría de ETA. Incluso la ministra de Exteriores, Ana de Palacio, remitió telegramas a las embajadas, incluido Chencho Arias, instando a responsabilizar a ETA. Afirmar que Zapatero ya sabía que el día 30 de diciembre se iba a producir un atentado en Barajas es gratuito, a no ser que se aporten pruebas.

Tópico nº 3. Zapatero negoció la cesión de Navarra al País Vasco independiente…

Comentario: Absurdo. Quien esto ha afirmado desconoce las formas y modos legales para llevar a cabo semejante iniciativa. Zapatero, aun queriéndolo, carecería de las competencias para negociar esto. Aún así, por la razón que sea, se ha insistido “ad nauseam” sobre esta posibilidad.

Tópico nº 4. El fracaso socialista en el “proceso” de paz les va a acarrear un gran coste político, incluso perderán las próximas elecciones generales.

Comentario: Es sabido que, tras todas las negociaciones anteriores con la banda terrorista ETA, los distintos gobiernos obtuvieron mayoría absoluta a pesar de sus respectivos fracasos negociadores. Es más, el gobierno de Aznar no solo negoció con ETA tras el cruel asesinato de Miguel Ángel Blanco, sino que incluyó la aprobación de distintas medidas beneficiosas para el entorno etarra (movimiento nacional de liberación, como diría el propio Aznar en rueda de prensa) tales como acercamiento de presos y demás regalías. La historia reciente de España desmiente, pues, este nuevo tópico popular ampliamente difundido estos días.

02 enero 2007

Atentado de ETA en Barajas.

Después del último atentado de ETA surgen dos cuestiones:

Primera cuestión:

Se ha podido comprobar que la banda terrorista ha actuado con una gran coordinación en la elaboración del atentado, incluyendo el secuestro durante varios días, sin levantar sospechas, del dueño de la furgoneta empleada y demás. Además, la banda ha demostrado que dispone en la actualidad de un poder de destrucción enorme.

Si durante el gobierno de Aznar ETA estaba contra las cuerdas, y además no atentaba no porque le faltaran ganas sino porque, sencillamente, no podía, entonces habrá que conceder que durante los dos últimos años de gobierno socialista la banda terrorista ha dispuesto de las condiciones para rearmarse y reorganizarse, al punto de poder realizar actuaciones como la del atentado en Barajas del día 30.
Ahora bien. Resulta curioso que, quienes manejan estas tesis, sostienen también que ETA fue parte necesaria para la elaboración y ejecución del atentado del 11-M en Atocha… en el año 2004 (cuando a la sazón gobernaba Aznar) considerada como la mayor acción terrorista llevada a cabo nunca en España. La cuestión sería esta: si ETA estaba contra las cuerdas en aquella época no pudo tener que ver con el 11-M (por tanto, algunos se habrían aprovechado políticamente de ese asunto). La otra posibilidad sería que, en realidad, ETA siempre dispuso de capacidad suficiente para cometer atentados pero no los llevó a cabo por las razones que sean –algún día darán cuenta de ello-.

Segunda cuestión:

Zapatero ha puesto a España en almoneda. Desde el principio ha cedido a la presión de los nacionalismos fraccionarios y de ETA. Se les ha dado lo que han pedido con el único fin de mantenerse en La Moncloa. De hecho, España está rota.

Ahora bien. Así las cosas, ¿qué significado tendría el último atentado de ETA? Si Zapatero ha ido cumpliendo fielmente todas las exigencias de la banda terrorista –rubricadas en reuniones secretas y demás, tal como se ha venido afirmando hasta la saciedad durante los últimos meses-, si ETA era quien marcaba la agenda política de España ejerciendo su influencia en los parlamentos catalán, vasco y gallego, entonces… ¿qué sentido tiene el último atentado de Barajas? Estaríamos ante una victoria pírrica, teniendo en cuenta que tal derroche de medios (se habla de 500 kg de material explosivo) se habrían empleado innecesariamente porque ellos ya han ganado (según algunos). ¿O tal vez la realidad es que Zapatero no había pactado con ningún grupo terrorista y este es el modo que tienen los asesinos de entrar otra vez en acción?

Site Meter