14 abril 2010

España es (fue) una república de trabajadores de todas las clases...

En efecto, amigos, aunque no lo parezca hoy es otra vez 14 de abril.  La fotografía la tomé ayer en la calle de Juan Bravo en Segovia.



[El Adelantado, Segovia, 15 de abril de 2002:]

La ciudad de Segovia recuerda desde ayer con una placa, instalada en la Biblioteca Pública, a los represaliados políticos que defendieron la II República, una iniciativa del Foro por la Memoria de Segovia, aprobada por el Ayuntamiento, a propuesta del grupo de concejales de Izquierda Unida.

El acto de descubrimiento de la placa, que contó con la presencia de medio millar de personas, estuvo marcado por la emoción, especialmente con la intervención de familiares de represaliados, una hija de presos políticos, que sufrió en su infancia los campos de concentración franceses, y un hombre cuyo padre fue fusilado en los inicios de la guerra civil.

Al acto asistieron también el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes (PSOE), y la mayor parte de los concejales del equipo de Gobierno, tanto socialistas como de Izquierda Unida, así como miembros del Foro por la Memoria de Segovia y el ex portavoz municipal de Izquierda Unida, Luis Peñalosa, que en su día presentó la moción solicitando al Ayuntamiento la instalación de la placa.

Arahuetes destacó que el descubrimiento de esta placa “no es un acto de enfrentamiento ni de revanchismo, sino de reconciliación”, y apuntó que la historia “hay que conocerla para no repetirla”, haciendo hincapié en el sentido simbólico del lugar escogido para la placa, ya que la actual Biblioteca sirvió de cárcel provisional durante la guerra.

Por su parte, el presidente del Foro por la Memoria de Segovia, Santiago Vega Sombría, señaló que la jornada de ayer “supone una culminación en nuestro trabajo, aunque vamos a seguir con la tarea de abrir las fosas, con el objetivo no de reabrir las viejas heridas sino simplemente de dar una sepultura digna a los que lucharon y murieron por defender la legitimidad constitucional”.

Finalmente, Luis Peñalosa, visiblemente emocionado, se alegró por ver al fin la placa instalada, y criticó las trabas “que nos ha puesto el PP, a través de la comisión de Patrimonio, que sí autoriza muchas otras cosas”. La placa, en la que puede leerse ‘En memoria de los segovianos represaliados por defender la II República y la Libertad’, permaneció cubierta por la bandera de Segovia hasta que el alcalde la retiró. Posteriormente, se celebró un segundo acto de descubrimiento con la bandera tricolor republicana, mientras sonaba el Himno de Riego.

13 abril 2010

Capitán General Virgen de la Fuencisla

Mi amigo Amado, sabiendo que me encontraba hoy en la ciudad de Segovia por motivos laborales, me ha enviado un correo electrónico diciéndome que en el libro de Eslava Galán Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie, Planeta, 2005, se cuenta que el Generalísimo nombró Generala (sic) del Ejército a la virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia. Amado es muy perspicaz, y a quien no le baste como prueba esto que estoy contando no tiene más que visitar su blog para tener la misma opinión que yo.

Pues bien, una vez despachados los asuntos que me llevaron a esta hermosa ciudad castellanoleonesa, cogí mi cámara y no se me ocurrió mejor cosa que dirigirme al Santuario de la Señora de la Fuencisla. “Hago unas fotos y me piro”. Después he descubierto en la Hemeroteca de La Vanguardia que, efectivamente, el día 1 de junio de 1942 la ciudad de Segovia “vivió una jornada histórica y religiosa con motivo de la imposición de las insignias de capitán general a su excelsa patrona Nuestra Señora de la Fuencisla. Dichas insignias le fueron concedidas por el Caudillo, por decreto de 22 de septiembre de 1941, respondiendo a la unánime petición de las autoridades eclesiásticas, civiles y militares y del pueblo en general”. (…)

Parece evidente que la victoria de las fuerzas nacionales en nuestra última guerra civil no solo se debió al hecho de luchar contra un enemigo bicéfalo o multicéfalo y además poco cohesionado...  Por lo visto Franco tenía hilo directo con Dios, y lo suyo es condecorar a su madre (la de Dios) aunque sea a título póstumo.  Amén.



Site Meter