12 abril 2014

Respuesta a José Román Cubilot: ni Mas ni menos.

Respuesta a nuestro debate en Facebook a cuenta de Mas y el nacionalismo fraccionario:
Una vez acordado que aquí no se trata de ofender al contrario sino de contrastar ideas debo decir que compruebo que la propaganda nacionalista funciona a toda máquina puesto que han conseguido colocar el debate de la secesión en primera plana del debate político. Una opinión crítica, como demuestra ser la tuya, no debería pedir para Mas comprensión democrática sino el más profundo rechazo. Sus ideas son hermanas del nazismo más puro, puesto que ambas tienen su origen en el romanticismo alemán. Estas ideas pasaron a España fundamentalmente con Ortega cuando afirmó que la nación parte de la voluntad. Y esto no es así porque la nación no es un hecho de voluntad sino de existencia: a nadie le han preguntado nunca si quería ser español o catalán o ampurdanés. ¿Por qué la generación de Mas va a tener más derechos que sus antepasados o que sus descendientes? ¿Porque aquí se roba más? Y una vez lograda esa supuesta independencia ¿aceptarían luego otro referendum de unión a España? No lo creo: echarían al mar a los disconformes.
Para ser Cataluña nación independiente Mas no es consciente de que debería provocar primero una guerra civil en la región. Una vez superada esta, de ganarla con sus mossos de escuadra, debería iniciar otra contra España. Hablo de guerra porque sería el único modo de obtener esa independencia: no existe ningún estamento, parlamento, consejería, ayuntamiento ni dirección general en España ni en Cataluña con la potestad suficiente para declarar una escisión en nuestra nación. Ni siquiera un referendum a escala nacional sería válido. Y no lo sería porque los hechos de existencia no se deciden así, esto no es lo mismo que ampliar el Camp Nou o construir otro estadio.
A Mas habría que encerrarlo, o fusilarlo si existiera la pena, porque con su acción política, todo lo que no sea quedarse en la teoría o en los libros y pretenda elevarlo a la arena provocaría efectos indeseados, expectativas injustificadas, etcétera, de parte de los ciudadanos catalanes y españoles que les podría llevar a tomar iniciativas “a cuenta” de esa supuesta independencia cuyos efectos nadie podría calcular ahora mismo con exactitud. “Total, como mañana seremos independientes ya no pago mi hipoteca...” y mañana le están embargando. “Tú eres un español y no tienes derecho a suspenderme el examen...” y mañana pierdo mi beca, etcétera, etcétera, etcétera. Estos son ejemplos pueriles, pero así empiezan las fracturas sociales y las guerras.
Tuto: no sé si aceptas o no esta llamada democracia, pero tus ejemplos de elecciones en el País Vasco, daría igual que fueran en Madrid o en Vitigudino, o que un separatista catalán lleve adelante libremente sus proyectos de escisión de la nación suponen que sí. Yo tampoco apaleo policías ni contenedores, pero manifiesto firmemente mi convicción de que estamos en una oligarquía partidocrática, un sistema político donde todos los partidos son monárquicos (todos, incluyendo Bildu o ERC) puesto que están financiados por esa monarquía. Por tanto, no juzgo la valia de tal o cual institución política por el número de votos que consiga en estas elecciones monárquicas amañadas.
La unión sentimiento-nacionalismo es puro nazismo. ¿Quien no tenga ese sentimiento nacionalista deja por tanto de ser catalán o vasco? Con facilidad podríamos indagar en el sentimiento de las personas, bastaría con estudiar someramente su biografía, sus adhesiones, su militancia, y entonces iniciar las purgas. La nación no es eso. Es otra cosa. La nación de Mas y de Bildu no es política, se sustenta en la butifarra o en el aurresku, señas de identidad que tienen su importancia antropológica o sociológica, pero nada más. Mas y Bildu no tienen derecho a levantar una nación sobre esas bases. No tienen legitimación histórica ni política.
Sinceramente, a un obrero deshauciado le sería totalmente indiferente que lo pongan en la calle nuestros actuales gobernantes, o los nazis Mas y Bildu.

14 abril 2010

España es (fue) una república de trabajadores de todas las clases...

En efecto, amigos, aunque no lo parezca hoy es otra vez 14 de abril.  La fotografía la tomé ayer en la calle de Juan Bravo en Segovia.



[El Adelantado, Segovia, 15 de abril de 2002:]

La ciudad de Segovia recuerda desde ayer con una placa, instalada en la Biblioteca Pública, a los represaliados políticos que defendieron la II República, una iniciativa del Foro por la Memoria de Segovia, aprobada por el Ayuntamiento, a propuesta del grupo de concejales de Izquierda Unida.

El acto de descubrimiento de la placa, que contó con la presencia de medio millar de personas, estuvo marcado por la emoción, especialmente con la intervención de familiares de represaliados, una hija de presos políticos, que sufrió en su infancia los campos de concentración franceses, y un hombre cuyo padre fue fusilado en los inicios de la guerra civil.

Al acto asistieron también el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes (PSOE), y la mayor parte de los concejales del equipo de Gobierno, tanto socialistas como de Izquierda Unida, así como miembros del Foro por la Memoria de Segovia y el ex portavoz municipal de Izquierda Unida, Luis Peñalosa, que en su día presentó la moción solicitando al Ayuntamiento la instalación de la placa.

Arahuetes destacó que el descubrimiento de esta placa “no es un acto de enfrentamiento ni de revanchismo, sino de reconciliación”, y apuntó que la historia “hay que conocerla para no repetirla”, haciendo hincapié en el sentido simbólico del lugar escogido para la placa, ya que la actual Biblioteca sirvió de cárcel provisional durante la guerra.

Por su parte, el presidente del Foro por la Memoria de Segovia, Santiago Vega Sombría, señaló que la jornada de ayer “supone una culminación en nuestro trabajo, aunque vamos a seguir con la tarea de abrir las fosas, con el objetivo no de reabrir las viejas heridas sino simplemente de dar una sepultura digna a los que lucharon y murieron por defender la legitimidad constitucional”.

Finalmente, Luis Peñalosa, visiblemente emocionado, se alegró por ver al fin la placa instalada, y criticó las trabas “que nos ha puesto el PP, a través de la comisión de Patrimonio, que sí autoriza muchas otras cosas”. La placa, en la que puede leerse ‘En memoria de los segovianos represaliados por defender la II República y la Libertad’, permaneció cubierta por la bandera de Segovia hasta que el alcalde la retiró. Posteriormente, se celebró un segundo acto de descubrimiento con la bandera tricolor republicana, mientras sonaba el Himno de Riego.

13 abril 2010

Capitán General Virgen de la Fuencisla

Mi amigo Amado, sabiendo que me encontraba hoy en la ciudad de Segovia por motivos laborales, me ha enviado un correo electrónico diciéndome que en el libro de Eslava Galán Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie, Planeta, 2005, se cuenta que el Generalísimo nombró Generala (sic) del Ejército a la virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia. Amado es muy perspicaz, y a quien no le baste como prueba esto que estoy contando no tiene más que visitar su blog para tener la misma opinión que yo.

Pues bien, una vez despachados los asuntos que me llevaron a esta hermosa ciudad castellanoleonesa, cogí mi cámara y no se me ocurrió mejor cosa que dirigirme al Santuario de la Señora de la Fuencisla. “Hago unas fotos y me piro”. Después he descubierto en la Hemeroteca de La Vanguardia que, efectivamente, el día 1 de junio de 1942 la ciudad de Segovia “vivió una jornada histórica y religiosa con motivo de la imposición de las insignias de capitán general a su excelsa patrona Nuestra Señora de la Fuencisla. Dichas insignias le fueron concedidas por el Caudillo, por decreto de 22 de septiembre de 1941, respondiendo a la unánime petición de las autoridades eclesiásticas, civiles y militares y del pueblo en general”. (…)

Parece evidente que la victoria de las fuerzas nacionales en nuestra última guerra civil no solo se debió al hecho de luchar contra un enemigo bicéfalo o multicéfalo y además poco cohesionado...  Por lo visto Franco tenía hilo directo con Dios, y lo suyo es condecorar a su madre (la de Dios) aunque sea a título póstumo.  Amén.



29 marzo 2010

Maquis


La palabra “maquis” proviene del francés “maquis”, y este probablemente del italiano “macchia”, lugar poblado de monte bajo, muy denso e intrincado. En español ha pasado a designar aquellas personas que, huidas a los montes, vivían en rebeldía y oposición al sistema político establecido. Así consta en nuestro diccionario, pero a nadie se le oculta que el maquis luchaba contra Franco, nadie designaría como “maquis” a un miembro de la Falange huido a los montes…  Probablemente el origen de la expresión se deba, por metonimia, a las matas tras las que se ocultaban los guerrilleros corsos, de Córcega.

Según el CREA, la primera aparición en nuestro idioma data de 1943:

“Hasta última hora las autoridades habían pretendido prohibir que se pronunciaran discursos ante la tumba recién abierta, pero al fin la autorización fue obtenida y pudieron escucharse las palabras emocionadas de Aragón y de Vercors por el Comité Nacional de Escritores, de André Delacour por la Sociedad de Autores, y de Laurent Casanova por el Comité Central del Partido Comunista Francés. Una multitud silenciosa acudió al Père Lachaise bajo la lluvia y la pena de la tarde. Pero, en medio del dolor, todos sentían que el poeta de la libertad y de la esperanza, el héroe de los maquis y cantor de la vida, el amor y la lucha por la justicia, permanecía vivo en su obra y en su ejemplo.”(…)
Ángel Augier. Prosa varia. Letras cubanas (La Habana), 1982.

En 1977, se extiende su uso en nuestro país, por ejemplo:

“La verdad es que, a pesar de todo, también hay una tradición de lucha en el campo gallego (y José Antonio Durán investiga infatigablemente en eso), que fue cortada traumáticamente con la guerra civil, aunque fuera Galicia una de las zonas donde los "maquis" dieron más guerra.”(…)
Triunfo, 04/06/1977

Hubo que esperar a la edición de 1984 para que la expresión “maquis” fuera incluida en el DRAE.

23 marzo 2010

Dato

22 marzo 2010

"¡Resiste, por favor...!"

Una vez, durante una tarde-noche de sábado en el Palacion de la Moncloa, estábamos viendo una película en televisión.  La actriz protagonista ya se había dejado desabrochar los dos primeros botones de la blusa y el galán que tenía en frente acercaba sus labios a los de ella con pasión libidinosa.  Empezaron los primeros carraspeos entre nosotros.  En ese momento, ni corto ni perezoso, el hijo menor de Amparo y Adolfo [Suárez], Javier, se arrodilló frente al televisor y, con gesto suplicante, se dirigió a la actriz: "¡Resiste, por favor -le dijo en voz alta- porque si no me mandan a la cama!".

La carcajada fue monumental.

Los que le llamábamos Adolfo, Luis Herrero, La esfera de los libros, 2007

19 febrero 2010

Saludos desde la Antártida



Juan Carlos, ya estoy viendo el final de la campaña y no queria abandonar estas tierras sin enviaros un saludo, aunque ya os contare, solo decirte que si por la mañana no saludo a un pinguino en la playa o paso por encima de una foca me parece raro, lo del frio es un tópico, creo que estais pasando mas frio en Madrid. Un abrazo muy fuerte para Mercedes, Irene, Gustavo y tambien para ti.

Ignacio

                              [Ignacio Ferre.  Investigador.  Base Gabriel de Castilla.  Antártida]
 
 

Site Meter