22 marzo 2010

"¡Resiste, por favor...!"

Una vez, durante una tarde-noche de sábado en el Palacion de la Moncloa, estábamos viendo una película en televisión.  La actriz protagonista ya se había dejado desabrochar los dos primeros botones de la blusa y el galán que tenía en frente acercaba sus labios a los de ella con pasión libidinosa.  Empezaron los primeros carraspeos entre nosotros.  En ese momento, ni corto ni perezoso, el hijo menor de Amparo y Adolfo [Suárez], Javier, se arrodilló frente al televisor y, con gesto suplicante, se dirigió a la actriz: "¡Resiste, por favor -le dijo en voz alta- porque si no me mandan a la cama!".

La carcajada fue monumental.

Los que le llamábamos Adolfo, Luis Herrero, La esfera de los libros, 2007

3 comentarios:

  1. Anónimo2:43 p. m.

    Mi padre,ante escenas de ese cariz, clamaba a toda voz: !Cabo guardia!!!. Y el caso es que el Cabo salía al quite de alguna manera, porque la escena no iba más allá, y la familia seguía unida imaginándose cada uno lo que imaginarse podía sin que el cabo de guardia acuidera o acuidese.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya que se acuerdan del cabo: Estaba una Capitana complaciendo al Teniente Coronal por una prometido ascenso y de repente le pregunta ¿Y a qué asciendo, mi Teniente crnel.?. Acabo primero. responde él. ¿Cómo que a a Cabo Primero, si ya soy capitán?
    -No, mujer, digo que acabo primero y luego hablamos

    ResponderEliminar
  3. No cabe duda de que "familia que ve la televisión unida, permanece unida".

    ResponderEliminar

Site Meter