23 marzo 2010

Dato

2 comentarios:

  1. Me ha motivado la foto para repasar la Historia, que tanto me interesa de hace algunos años para acá. La vida de esta gran Isabel es apasionante. Por cierto, no fueron, ella y Fernando,Reyes de "España", no, sino de Castilla y Arágon y otros pequeños reinos, por separado casi siempre. Felipe II, su nieto, se ciñó ya la Corona Hispanica (Castilla, Aragón, Portugal, pero estrictamente CAstilla y Aragón, que Portugal "se escurría"). Felipe V, el primer Austria, inauguró el Reino de ESPAÑA, imponiendo en él la legislación castellana, tras abolir los fueros aragoneses. Navarra, por suparte, se convirtió en uno más de los reinos y territorios de la Corona de Castilla y finalmente de la Monarquía Hispánica, estatus que conservó, gobernada por un virrey, hasta 1841, fecha en la que pasó a ser considerada "provincia foral" española mediante la posteriormente denominada Ley Paccionada, tras la Primera Guerra Carlista.
    ¡Ah, la Historia, cúanto ilustra y emociona!
    (Outro día falamos de Galicia, ¿non si?)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:58 p. m.

    A Isabel no le correspondía el Reino de Castilla, sino a Juana, la hija de su hermanastro el Rey.
    Pero Isabelita debía estar muy bien asesorada, aconsejada y acompañada, y ella misma tener tanta arrogancia como juventud. Si repasáis su biografía, os admiraréis de su peripecia juvenil, sus luchas dinásticas, su tozudez y acierto en rechazar pretendientes con quien desposarse, su matrimonio clandestino con Fernando y para otro día dejad su vida como Reina, que es mucho para un solo trago.

    ResponderEliminar

Site Meter